Un Espacio para Compartir las Exploraciones del Territorio Astral


    mi primera salida conciente al astral

    Comparte

    Evhen

    Mensajes : 6
    Fecha de inscripción : 10/07/2014

    mi primera salida conciente al astral

    Mensaje  Evhen el Sáb Ago 09, 2014 10:21 pm

    Gracias Bernkastel por tu bienvenida.
    Paso a contarles mi primera experiencia fuera del cuerpo.
    No pasó hace mucho, fue en Junio, una noche interesante. Era ya de madrugada, cuando me acosté nuevamente luego de ir al baño. Antes de eso había tenido unos sueños, algo desagradables, donde me cortaba los dedos de la mano izquierda y derecha de manera longitudinal con un cuchillo de cocina tipo “tramontina”, de esos que vienen con serrucho. Sentía un escozor en las manos y me las miraba faltándome dos dedos con parte de la palma, el meñique y el que le sigue de la mano derecha y el meñique de la izquierda con parte de la palma. No sangraba. En fin, un sueño medio desagradable. Pero al volverme acostar después de levantarme para ir al baño, me acuerdo me ubiqué sobre mi costado derecho, en esa ubicación me hallaba cómodo, y como siempre antes de dormirme realizaba los ejercicios de acuerdo a la técnica de Monroe hasta dónde podía.
    Pasado un tiempo, me siento que estoy acostado durmiendo sobre mi lado derecho y con deseos de experimentar un EFC. Es cuando me digo a mi mismo, conciente de hallarme en una especie de mundo diferente, es decir, sabía que me había acostado y recordaba que quería tener una experiencia astral y ahora sentía, si: sentía, que estaba en ella: “bien, ahora tengo que salir de mi cuerpo” ¡Y empiezo a salir de el elevándome! ¡No lo podía creer! Mientras me elevaba me decía: “¡Funciona, me hallo de verdad en una EFC.” No lo podía creer de emoción, pero sí, efectivamente comienzo a elevarme y giro para ver, porque me decía: “ahora quiero ver mi cuerpo, porque estoy en un verdadero viaje astral.” Así que miro hacia donde estaba acostado y me busco. No puedo verme, solo veo una especie de ropas ubicadas como si estuvieran sobre un mostrador. Sabía en esa especie de sueño que estaba durmiendo en casa con mi esposa, así que la busco a ella también a mi lado, pero no la veo a mi lado. Estoy un poco preocupado en entender como era posible que no pudiera ver mi cama y los dos cuerpos allí durmiendo. La visión era algo borrosa, en la dirección que observaba parecía ver algo sin entender lo que era. Es entonces que percibo que se acerca a mí una mujer desde mi costado derecho, era mi esposa, y le digo, “mirá. ¿Podes verme acostado? Estoy allí,” como para descubrir si ella podía verlo. Ambos nos acercamos descendiendo al lugar desde dónde me había elevado, pero no noto otra cosa que unos guantes, de los que uso en invierno. Son los de Nylon forrado internamente con fibra compacta, tipo Water-Proof -20º. No podía ver cuerpo ni rostro alguno. Tampoco podía ver dos cuerpos en una cama. Solo parecía ver unas telas o frazadas en un sector reducido, la visión no era clara, no podía distinguir donde estaba, suponía en mi dormitorio, pero era algo confuso, en un momento parecía que la cama donde suponía dormía se hallaba sobre algún mueble donde había un respaldo en forma de escalón, pero nada nítido en la dirección de mi atenta observación, salvo los guantes que reconocí perfectamente. En eso dejo de lado esa intención al darme cuenta que no me podía ver, pensando que era por algún motivo que no entendía, y comienzo a alejarme del lugar en busca de nuevas experiencias. Me hallaba como en un tipo de gran bar o salones divididos por paredes con aberturas anchas sin puertas semejando un galería o largo hall por donde se iba a alguna parte, suponía afuera. Presentía hallarme acompañado de muchas personas, a las que no podía ver. De hecho, todo era muy borroso, no era como ver en la realidad. Mientras mi esposa se alejaba de mí, aparece ante mi otra persona la cual identifiqué perfectamente ¡Que alegría de verla! Estuve un tiempo con esa persona hasta que me despido de ella y continúo caminando por ese pasillo hasta que salgo a la vereda de ese edificio, esa especie de gran bar o snack, el cual no pude ver nunca en detalle, solo muy vagamente. Noto hallarme en una gran ciudad. El edificio de dónde salí era de varios pisos, tenía balcones. Como sabía que me hallaba en el astral, deseaba saber dónde estaba, y me digo. “Voy a elevarme para ver mejor” ¡Y comienzo a elevarme! Veo como empiezo a resurgir desde un gran orbe, era de noche, estaba la ciudad iluminada. Algunos edificios elevados, no rascacielos, si de hasta 10 o 15 pisos, paso su nivel elevándome rápidamente, como una especie de nave a gran velocidad. Cuando noto que la ciudad se me iba achicando aceleradamente abajo, toda iluminada y con un realismo impresionante, hallándome alto, me da algo de temor alejarme tanto del lugar, un lugar que no pude reconocer, es entonces cuando mi ascenso se detiene y puedo echarle un vistazo abajo. Era fantástico. “¡Estoy en el astral!” -me decía. Deduzco ahora que me encontraba a una altura de unos 800 pies. En eso miro al cielo alrededor mío. Era una noche estrellada. Un cielo realmente lleno de estrellas. Las veía con una nitidez perfecta. Hasta las más pequeñas las podía ver con toda claridad como pequeños puntos brillantes a pesar que en la vida real debo usar anteojos para ver bien apenas a tres metros. En ese momento me dije. “¡Cuantas estrellas! Ahora que estoy aquí, voy a buscar la constelación de Orión”. Me hallaba conciente de ello, miraba el cielo en busca de esa constelación. Sabía como era, es decir, sabía lo que tenía que encontrar. Las tres estrellas juntas al centro y las cuatro distantes. A medida que miraba notaba una constelación, tenía la forma de una “H” curvada, angosta al centro y extendida en los extremos. Estaba conformada por multitud de estrellas. “No, esa no es” -me decía. Seguí buscando en otra zona del cielo. “Esa tampoco”. Mientras seguía buscando tratando de hallar la constelación de Orión, algo me decía que no la iba poder encontrar, que no estaba allí, y poco a poco ese cielo comenzó a desenfocarse. La visión se tornó borrosa y como al poco tiempo aparezco en otro lugar.
    Me hallaba en un andén de ferrocarril, un andén angosto y elevado, cuyas vías estaban como a un metro de profundidad a mi izquierda, estilo subterráneo de la capital. Estaba caminando por ese andén al aire libre lleno de gente esperando el tren a mi derecha, y no podía caminar sino por el borde del andén, con cierta dificultad. El tren parece que todavía no llegaba. El andén era largo, y como a unos cincuenta metros se curvaba hacia la derecha. En esa dirección aparecía como una pequeña elevación del terreno, y podía ver a una o dos personas de espaldas a lo lejos haciendo señas. Suponía que esas señas tenían algo que ver con el tren que estaría por llegar al andén, pues al curvarse las vías no se podía ver. Concientemente sabía que me hallaba en un astral, y notaba como si alguien me decía. “Tírate sobre el espacio abierto de las vías y recorre el largo trayecto volando sin tener que caminar por ese borde pidiendo permiso a la gente”, gente que esperaba el tren. Pero no me animaba. Por un lado sentía temor por si aparecía la locomotora y yo no pudiera flotar, caído sobre las vías no pudiese reincorporarme y escapar de una situación comprometedora. Continué caminando, pidiendo permiso a medida que avanzaba por el borde. Llegué al final del andén, subí una especie de desnivel del terreno y aparecen del otro lado varios carriles ferroviarios, en el cual en uno de ellos, pasa a mi lado un tren con maquinarias cargadas en vagones playos de carga. Luego que pasa, cruzo las vías.
    A medida que camino por esa ciudad, de repente al llegar a una esquina veo que aparece de nuevo la persona del salón, trayendo una valija en una carretilla vertical. Había que cruzar un charco en la esquina, así que me ofrezco en ayudarla con esa valija. Pero ella se adelante y se marcha a gran velocidad internándose en una calle angosta, como un ancho pasillo. Para alcanzarla no tenía otra posibilidad que ir volando. De modo que me hallo surcando esa calle en el aire tratando de alcanzarla. A medida que vuelo, me doy cuenta que me hallo en el astral, entonces me digo. “Mi cuerpo es astral, puedo penetrar las paredes sin rebotar.” ¡Y así fue! Mientras volaba, intencionadamente chocaba contra una pared adoquinada, y la mitad de mi cuerpo surcaba por dentro de la pared mientras la parte derecha con mi cabeza iba por afuera. También experimente la sensación de que las paredes tenían una especie de cuerpo, las podía sentir al tacto, las podía tocar, pero con un poco más de fuerza, las podía atravesar. “¡Fantástico!” -me decía. “Es tal cual estuve leyendo, ocurre exactamente como lo relatado por R.M. Los cuerpos sólidos los puedo sentir, puedo levemente estar apoyados sobre ellos, pueden detenerme, puedo deslizarme sobre una superficie material, pero con algo más de fuerza o energía las puedo atravesar” Continué navegando por esa calle angosta hasta que noto más adelante que la persona entra por una puerta de chapa que daba sobre la calle angosta, justo en una esquina, en un cruce con otro espacio abierto. Llego a ese lugar, me detengo incorporándome sobre el piso para disponerme a entrar. Otros también viajaban por ese pasillo. No iba solo. Una persona, que era un niño, quería pasar, pues el seguía adelante, así que me mira como pidiéndome permiso, y gustosamente le dejo lugar para que pase con una sonrisa que me es devuelta. Entonces miro la puerta y entro en ella. Buscaba a la persona para averiguar por que no quiso que le ayudase. Parecía una bicicletería, pues notaba muchas bicicletas en el lugar. Había como una especie de mostrador. En eso veo a una persona abajo contra una pared, era pequeña, parecía una niña. Se acerca y se parece a la persona. Era morocha, poco a poco, a medida que la observo y le digo algunas cosas que no recuerdo ahora, ella se va transformando poco a poco, elevándose, como si estuviera creciendo en ese poco tiempo. Se me acerca, era delgada, recuerdo borrosamente verla en una especie de vestido gris. Su rostro no era exactamente al la persona que buscaba, era algo mayor, su pelo morocho le caía a los costados en una especie de rulos, parecía mojado, tenía un rostro algo enjuto, aparentaba unos cincuenta años, notaba en su dentadura superior, en su parte derecha, un diente de oro. No obstante para mi era esa persona aunque su rostro no era tal cual como lo fue antes en el bar, el cual era idéntico al real. Luego de intercambiar unas palabras me despido de ella y salgo a la calle.
    Nuevamente me encuentro caminando por una calle, esta vez era ancha. Estaba pavimentada. Me hallaba en la gran ciudad, y ahora quería regresar dónde pensaba estaba mi cuerpo durmiendo, a ese edificio donde en su planta baja funcionaba ese raro bar. No sabía muy bien hacia dónde ir. Me daba cuenta que esa ciudad me era desconocida. Realmente no sabía dónde estaba, solo recordaba la fachada del edificio de dónde había salido, y que había una gran plaza enfrente. Entonces, mientras caminaba me dije. “Voy a elevarme, así de esa manera desde el aire podré divisar el lugar”. Recuerdo distinguir la altura del cordón de la calle pavimentada de la vereda, y me decía a mi mismo: “Con esta altura me animo más”. Me tiro literalmente al pavimento desde la vereda y caigo, pero no golpeo contra el mismo, sino que apenas lo rozo, y voy ganando velocidad y altura. Estoy volando como a unos cuatro metros. Por la vereda izquierda las casas se ven alejadas de la línea municipal, a una distancia de cómo seis metros, como si fueran amplios jardines sin árboles. Me dirijo allí y pasaba por encima de cada medianera de propiedad en propiedad. Iba volando tranquilamente cuando veo más adelante una parrilla en una de las medianeras. ¿Qué pasará si paso justo por encima de la chimenea?” -me dije. Paso cerca y siento el calor del fuego que salía por la misma al pasarla tranquilamente. No obstante no noto el calor en mi rostro, ni en el pecho y en las piernas. Solamente siento el calor en mi vientre cuando pasa justo encima de la chimenea. Mientras volaba disfrutaba de las sensaciones. “Pude sentir el calor”-me decía. “¡Es fantástico!” En eso me doy cuenta que a baja altura no iba a poder encontrar el lugar al que deseaba regresar, entonces decido elevarme más. Empiezo a ver la ciudad iluminada, y a medida que me elevo observo a la distancia que todo era ciudad. “¿Hacia dónde quedará el lugar de dónde vine?”. Es que estaba buscando regresar a mi cuerpo que había dejado durmiendo. Estaba conciente de eso. Pero me hallaba perdido. No sabía en que dirección ir. Me pasaría la noche entera buscando. Comienzo a preocuparme. Entonces recuerdo que eso no era necesario. Mientras me hallaba a unos treinta metros de altura, ya no me interesaba en buscar abajo el lugar, de modo que comenzaba a ponerse borrosa la visión. Cierro mis ojos, los astrales, y me digo. “Voy adónde está durmiendo mi cuerpo”. Cuando ya no veo más que oscuridad, me digo: “Es fácil, solo tengo que tratar de abrir un ojo y me encontraré en mi cama, en casa de nuevo”. Y así fue como en una especie de parálisis del sueño intentaba abrir un ojo, me costaba, parecía que no podía, pero estaba tranquilo, sabía que debía estarlo, y en poco tiempo entreabro apenas mi párpado derecho y noto una luz, era de la ventana procedente de una luz del patio contiguo al dormitorio. Finalmente abro ambos ojos, y allí estaba, en mi cama, en la misma posición que me había acostado, sobre mi lado derecho, con el cuerpo medio dormido, como si me hormigueara, tal cual cuando un brazo se queda sin circulación de sangre y se reanuda nuevamente, pero muy ligero el efecto. Me doy vuelta feliz, diciéndome plenamente despierto, “¡Esto sí que fue un viaje astral conciente!” Lo único que no pude ver fue mi cama, no me pude ver a mí mismo y tampoco pude ver mi casa en el astral tal como es en la realidad. Estuve en otro lugar, desconocido, pero esta experiencia, que no sé realmente si fue un sueño, no me parece que lo fuera, no solo fue vívido sino con un cierto grado de lucidez que jamás había tenido. Además me sentí realmente fuera del cuerpo, no como en todos los sueños vívidos que tuve en el cuan nunca sentí estar dividido. Fue una experiencia realmente nueva. Podía pensar, recordar, sacar conclusiones, decidir ir adónde quería ir, aunque no de manera tan efectiva en sus resultados, pues al parecer era como si la realidad astral que estaba experimentando tenía ciertos límites que no podía traspasar aunque mentalmente deseaba lograrlo. Me daba cuenta en la experiencia de esos límites. Era como si me estuvieran diciendo. “Hasta aquí puedes llegar, no más allá” Al mismo tiempo, se asemejaban en cierto modo a los sueños vívidos en que los escenarios era como impuestos, segmentados en una especie de actos separados entre sí, pero a diferencia de aquellos ahora sabía que estaba en ellos e interactuaba con una libertad que jamás había experimentado.

    Espero les guste y lo expuse como ejemplo para analizarlo. Las EFC según cuentan unos y otros muestran diferencias. Para los investigadores existen como dos clases: aquellas en las cuales la conciencia parece realmente salir y estar en otro lugar y otras en las cuales es una simulación o viaje virtual.
    En una carta que escribe Sylvan Muldoon a H.C. dice: "Ud. me pregunta también si he visto alguna vez durante mi permanencia en el astral algo cuya existencia yo ignorase, verificando posteriormente su existencia real. ¡Por supuesto! Esto no es nada raro durante la proyección consciente. Frecuentemente me he introducido en el interior de una casa y observado todos los objetos a mi alrededor, y he visitado más tarde esa misma casa con mi cuerpo físico, comprobando que todo era exactamente igual a como lo había visto en el astral."
    Esta afirmación es muy categórica, la cual comparte de la misma manera R.Monroe, sin embargo, al leer los relatos de sus sueños al describir lo que ve, no ve en realidad el mundo físico tal cual es, solo partes.
    ¿Alguno puede atestiguar apoyando lo dicho por S.M.?


    KREATOR

    Mensajes : 72
    Fecha de inscripción : 13/01/2012

    Re: mi primera salida conciente al astral

    Mensaje  KREATOR el Lun Ago 11, 2014 9:04 pm

    Hola, me gustaría tener una experiencia así de larga. Sobre los último que comentás creo que no tenés que preocuparte por si lo que ves coincide con el mundo material o si es una "simulacion", sinó mas bien por el nivel de conciencia que tenés. Síntomas como ver borroso o sentir confusión son de que no estás totalmente lúcido, que es lo que me pasa a mí mayormente. Hay técnicas como concentrarse en un objeto unos segundos o mirarse las manos que te pueden ayudar en esos momentos para recobrar la lucidez. Y después sólo es seguir ganando experiencia

    Evhen

    Mensajes : 6
    Fecha de inscripción : 10/07/2014

    Re: mi primera salida conciente al astral

    Mensaje  Evhen el Mar Ago 12, 2014 5:37 pm

    Hola Kreator.

    no tenés que preocuparte por si lo que ves coincide con el mundo material o si es una "simulacion", sinó mas bien por el nivel de conciencia que tenés

    Es que el tema principal aquí es determinar si tu conciencia "realmente sale" o simplemente "se queda donde está e imagina salir". Para mi no es un tema menor, considero es la médula del tema. ¿Viajamos hacia adentro o hacia fuera? Personalmente me parece que hay mucha confusión en este tema.

    Síntomas como ver borroso o sentir confusión son de que no estás totalmente lúcido

    En realidad he tenido muchos sueños vívidos donde la vista era perfecta pero no estaba lúcido, aunque el recuerdo al despertar era tal como si lo hubiera vivido consciente, aunque durante el sueño ni idea tenía de dónde estaba ni lo que me pasaba, solo "que estaba y sentía". Hay sueños que los recuerdo de haces años como si hubiera sido una experiencia en estado de vigilia. Muchos de mis sueños NO lúcidos, en los cuales solo tenía conciencia de ser YO, fueron de una increíble sensación y emotividad, percibiendo una realidad extraordinaria a tal punto que me lamentaba al despertar y darme cuenta que había sido un sueño. Pero durante el sueño, al reflexionar luego, era como vivir un presente sin saber quién era ni dónde estaba, solo el ego eimi desprovisto de cualquier conexión con el pasado y con el futuro, como si esos tiempos no existían.
    La confusión durante el sueño surge precisamente cuando puedes pensar, tal como en estado de vigilia puedes confundirte al hallar algo que no lo esperabas, viendo en su lugar otra cosa. Eso solo puedes darte cuenta de ello cuando comparas con información de tu memoria, algo que en sueños vívidos como en mi caso nunca me ocurría. Para mi, en esos sueños, el nivel de conciencia era muy reducido.
    Tu dices que eso te pasa a ti y concluyes es tal cosa. En parte creo que tienes razón, porque la lucidez o conciencia considero nunca es plena a pesar que te sientes como si lo fuera. Cuando analizas tu experiencia "bien despierto" te vas dando cuenta de algunos aspectos que debieron haberte hecho reaccionar para entender durante el sueño, aspectos mediante los cuales podía darme cuenta en tener una especie de consciencia limitada, algo que solo podía percibir cuando estaba en vigilia al tener una superior y darme cuenta de ello por comparación. Pero, más que conciencia limitada de graduaciones distintas, también los escenarios lo eran. Había límites que no podía traspasar aunque lo intencionara, percibiendo una especie de autoridad o voluntad ajena a la propia que en ese momento sientes que posees, que determina el escenario, y también hasta dónde puedes razonar.
    Sobre lo que dices, de ver algo en el sueño que te despierta la lucidez, también lo he experimentado en otro sueño que comenzó vívido y se convirtió en lúcido. Poco a poco los iré describiendo, fue realmente alucinante lo que allí me pasó. Pero en este ejemplo que expongo, que posee connotaciones muy interesantes no solo en lo ya descrito sino en otros hechos ocurridos con posterioridad a ese sueño con lo visto allí, siendo de extraordinario interés, ahora me remito en afirmar que me hallaba lúcido, recordaba, solo que afirmo era de menor capacidad al nivel de conciencia durante la vigilia, y categóricamente fue superior a todos mis sueños vívidos anteriores.
    Este aspecto lo he podido notar al leer las descripciones de experiencias y lo experimentos en los que participaron duchos en EFC como Robert Monroe y la descrita como Señorita Z, que tuvieron con el renombrado Doctor Tart. Lo interesante de esto, es que empecé a darme cuenta de eso luego de haber experimentado yo mismo una situación similar, no al momento de haberlo leído cuando solo disponía de los recuerdos propios durante años de los sueños comunes y vívidos. Ninguno de esos sueños encajaban en las descripciones que dan los que han experimentado EFC o sueños lúcidos o viajes astrales.
    Cuando vuelvo a leer lo que han escrito y meditas sobre sus palabras descubro justamente esa limitación en la conciencia durante sus EFC, aspectos mediante los cuales los resultados de sus experimentos no fueron concluyentes en armonía a lo que ellos mismos creían eran para un investigador objetivo como Tart.
    Es como dices, la experiencia te ayuda a entender y clarificar, por eso participo en este foro con quienes han tenido experiencias similares o quizás superiores a las mías con la intención de poder percibir sus vivencias y conceptos para poder relacionarlos y de esa manera acrecentar el conocimiento sobre este fascinante tema.

    KREATOR

    Mensajes : 72
    Fecha de inscripción : 13/01/2012

    Re: mi primera salida conciente al astral

    Mensaje  KREATOR el Mar Ago 12, 2014 8:55 pm

    Evhen escribió:Hola Kreator.

    no tenés que preocuparte por si lo que ves coincide con el mundo material o si es una "simulacion", sinó mas bien por el nivel de conciencia que tenés

    Es que el tema principal aquí es determinar si tu conciencia "realmente sale" o simplemente "se queda donde está e imagina salir". Para mi no es un tema menor, considero es la médula del tema. ¿Viajamos hacia adentro o hacia fuera? Personalmente me parece que hay mucha confusión en este tema.

    Yo tampoco lo considero un tema menor, sólo que creo que como inexpertos que somos la principal meta debería ser el dominio de la experiencia y lograr tener total control y lucidez, después se podrán hacer comprobaciones y sacar conclusiones, tal vez tendŕa que haber dicho que en principio no deberías preocuparte por eso. Pero de todas formas también tiene que ver de que forma se encare el tema, si asumimos que la realidad suprema es este mundo físico y que lo que experimentamos del otro lado tiene que corresponder con lo que vemos acá es una manera de verlo. Yo personalmente creo que lo único "real" es la conciencia y todo lo demás son creaciones de la misma, incluyendo el mundo físico, entonces ¿por qué pensar que esto es real y aquello no?. También me pregunto qué pasa con la conciencia mientras el cuerpo duerme y luego no tenemos ningún recuerdo? acaso ésta se apaga hasta que nos despertamos? o sigue en actividad y percibiendo, sólo que no lo recordamos? imagina estar conciente constantemente, durante la vigilia en éste mundo físico y cuando el cuerpo descansa seguir conciente y experimentando en otras realidades? seguiría siendo ésta, la física la realidad de referencia? Bueno creo que con esto estoy ayudando a que haya más confusión, pero mas o menos ilustra como pienso, y remarco que es solo una apreciación personal.


    Evhen escribió:La confusión durante el sueño surge precisamente cuando puedes pensar, tal como en estado de vigilia puedes confundirte al hallar algo que no lo esperabas, viendo en su lugar otra cosa. Eso solo puedes darte cuenta de ello cuando comparas con información de tu memoria, algo que en sueños vívidos como en mi caso nunca me ocurría. Para mi, en esos sueños, el nivel de conciencia era muy reducido.
    Tu dices que eso te pasa a ti y concluyes es tal cosa. En parte creo que tienes razón, porque la lucidez o conciencia considero nunca es plena a pesar que te sientes como si lo fuera. Cuando analizas tu experiencia "bien despierto" te vas dando cuenta de algunos aspectos que debieron haberte hecho reaccionar para entender durante el sueño, aspectos mediante los cuales podía darme cuenta en tener una especie de consciencia limitada, algo que solo podía percibir cuando estaba en vigilia al tener una superior y darme cuenta de ello por comparación. Pero, más que conciencia limitada de graduaciones distintas, también los escenarios lo eran. Había límites que no podía traspasar aunque lo intencionara, percibiendo una especie de autoridad o voluntad ajena a la propia que en ese momento sientes que posees, que determina el escenario, y también hasta dónde puedes razonar.

    Nivel de conciencia y memoria, creo que son las "habilidades" a desarrollar. Y para sumar confusión me pregunto, al soñar tenemos diferentes graduaciones de conciencia como decís... entonces el nivel de conciencia que tenemos durante la vigilia es el mayor grado de conciencia que podemos tener? es ese el limite de la conciencia humana? podemos percibir más que esto y no nos damos cuenta y teniendo un grado aún mayor de conciencia nos sería tan obvio como al analizar desde la vigilia un sueño con poca lucidez? Suena pretencioso pero es otrá inquietud más

    Evhen

    Mensajes : 6
    Fecha de inscripción : 10/07/2014

    Re: mi primera salida conciente al astral

    Mensaje  Evhen el Miér Ago 13, 2014 1:42 pm

    sólo que creo que como inexpertos que somos la principal meta debería ser el dominio de la experiencia y lograr tener total control y lucidez, después se podrán hacer comprobaciones y sacar conclusiones

    Justamente lo que hacemos, creo. Nunca seremos expertos del todo, el conocimiento pleno parece ser muy superior al que podamos alcanzar durante esta vida.http://illiweb.com/fa/i/smiles/icon_study.png

    tendŕa que haber dicho que en principio no deberías preocuparte por eso

    No es algo que me preocupe, sino curiosidad por entender, y para comprender necesitas usar...la conciencia, aquello que para ti es la única realidad. Para mí también la mente es una realidad, es energía, es muy obvio que lo es, pero no creo que sea la única. También lo son aquello que pensamos y construimos, también lo es la materia (algo que ya estaba antes que viniéramos al mundo), también lo espiritual, las conciencias individuales de los demás, los animales, las plantas, etc. Personalmente pienso hay un Todo, como la conciencia o mente suprema, de la cual nosotros somos una parte pequeña, libre de experimentar aquello que creamos y deseemos. Por ejemplo, de conversar en este momento entre nosotros dos y algunos otros, que espero se unan pronto también. Y el motivo es poder crecer, evolucionar, supongo. Mira las cosas que me haces decir...

    Y para sumar confusión me pregunto, al soñar tenemos diferentes graduaciones de conciencia como decís... entonces el nivel de conciencia que tenemos durante la vigilia es el mayor grado de conciencia que podemos tener?

    Al menos hasta ahora sí. Eso es lo que parece mostrar la experiencia, la mía hasta ahora seguro, y al parecer de la de otros también, por lo que expresan y cuentan. Y al despertar, sumo tales vivencias a mi conciencia de la vida física.

    Pienso que tenemos que entender qué es lo que decimos con "nivel de conciencia". No se si estamos de acuerdo en el uso de este término, pero para mi cuando lo menciono significa "cantidad de información y comprensión relacionada con la misma del ego". Es un estado cognitivo en el cual la memoria es fundamental. Podemos ser muy inteligentes, saber que existimos, sentirnos Yo, pero si olvidamos lo que experimentamos y aprendimos el año pasado, nuestro nivel de conciencia es bajo, pero si olvidamos lo aprendido la semana pasada será aún más bajo, porque no sabremos que es o hacer cada vez que algo se nos presente. En la medida que podamos almacenar mayor conocimiento y poder usarlo para conocer y aprender más, nuestro nivel de conciencia es alto y se elevará. Y en el mundo físico no creo sea necesario decir que no todos tenemos el mismo nivel de conciencia, sea naturalmente o por enfermedad. Y eso evidencia límites, límites propios de cada individuo.

    En tu última pregunta, pues si, percibimos que hay más, por eso investigamos, y cuando avanzamos podemos ver nuestra conciencia pasada de menor nivel, si de alguna manera hemos progresado en la vida. Y las experiencias oníricas sin duda forman parte de hechos que nos brindan mayor información, viendo cosas nuevas, aprendiendo más, elevando nuestro nivel de conciencia en la medida que sepamos armonizarlo con lo ya aprendido y experimentado.

    Esta charla filosófica es una manera de intercambiar nuestros puntos de vista. Muy buenas tus preguntas, así avanzamos en la medida que procuramos contestarlas. La cuestión importante aquí, a mi modo de ver, es evitar construir "castillos en el aire", evitar conclusiones apresuradas, solo limitarnos a experimentar y tratar de entender de la mejor manera posible a fin de mantener una cierta coherencia interna que nos proyecte a una realidad mayor.

    Por lo tanto, si, estoy muy de acuerdo contigo cuando dices:

    Nivel de conciencia y memoria, creo que son las "habilidades" a desarrollar.

    Estamos de acuerdo con eso. http://illiweb.com/fa/i/smiles/icon_biggrin.png

    Esperemos hallar más personas en este foro que se sumen a esta charla, brindando sus comprobaciones y conclusiones en una suerte de diálogo constructivo. He leído muchos testimonios muy interesantes, pero de hace varios años, por eso escribo este ahora para ver si podemos entre todos engancharnos, sea en este lugar o en otro, para aprender y construir juntos.


    tuto

    Mensajes : 16
    Fecha de inscripción : 23/07/2013

    AMIGO A PROPÓSITO DE TU EXPERIENCIA

    Mensaje  tuto el Vie Ago 15, 2014 12:23 am

    Evhen escribió:Hola Kreator.

    no tenés que preocuparte por si lo que ves coincide con el mundo material o si es una "simulacion", sinó mas bien por el nivel de conciencia que tenés

    Es que el tema principal aquí es determinar si tu conciencia "realmente sale" o simplemente "se queda donde está e imagina salir". Para mi no es un tema menor, considero es la médula del tema. ¿Viajamos hacia adentro o hacia fuera? Personalmente me parece que hay mucha confusión en este tema.

    Síntomas como ver borroso o sentir confusión son de que no estás totalmente lúcido

    En realidad he tenido muchos sueños vívidos donde la vista era perfecta pero no estaba lúcido, aunque el recuerdo al despertar era tal como si lo hubiera vivido consciente, aunque durante el sueño ni idea tenía de dónde estaba ni lo que me pasaba, solo "que estaba y sentía". Hay sueños que los recuerdo de haces años como si hubiera sido una experiencia en estado de vigilia. Muchos de mis sueños NO lúcidos, en los cuales solo tenía conciencia de ser YO, fueron de una increíble sensación y emotividad, percibiendo una realidad extraordinaria a tal punto que me lamentaba al despertar y darme cuenta que había sido un sueño. Pero durante el sueño, al reflexionar luego, era como vivir un presente sin saber quién era ni dónde estaba, solo el ego eimi desprovisto de cualquier conexión con el pasado y con el futuro, como si esos tiempos no existían.
    La confusión durante el sueño surge precisamente cuando puedes pensar, tal como en estado de vigilia puedes confundirte al hallar algo que no lo esperabas, viendo en su lugar otra cosa. Eso solo puedes darte cuenta de ello cuando comparas con información de tu memoria, algo que en sueños vívidos como en mi caso nunca me ocurría. Para mi, en esos sueños, el nivel de conciencia era muy reducido.
    Tu dices que eso te pasa a ti y concluyes es tal cosa. En parte creo que tienes razón, porque la lucidez o conciencia considero nunca es plena a pesar que te sientes como si lo fuera. Cuando analizas tu experiencia "bien despierto" te vas dando cuenta de algunos aspectos que debieron haberte hecho reaccionar para entender durante el sueño, aspectos mediante los cuales podía darme cuenta en tener una especie de consciencia limitada, algo que solo podía percibir cuando estaba en vigilia al tener una superior y darme cuenta de ello por comparación. Pero, más que conciencia limitada de graduaciones distintas, también los escenarios lo eran. Había límites que no podía traspasar aunque lo intencionara, percibiendo una especie de autoridad o voluntad ajena a la propia que en ese momento sientes que posees, que determina el escenario, y también hasta dónde puedes razonar.
    Sobre lo que dices, de ver algo en el sueño que te despierta la lucidez, también lo he experimentado en otro sueño que comenzó vívido y se convirtió en lúcido. Poco a poco los iré describiendo, fue realmente alucinante lo que allí me pasó. Pero en este ejemplo que expongo, que posee connotaciones muy interesantes no solo en lo ya descrito sino en otros hechos ocurridos con posterioridad a ese sueño con lo visto allí, siendo de extraordinario interés, ahora me remito en afirmar que me hallaba lúcido, recordaba, solo que afirmo era de menor capacidad al nivel de conciencia durante la vigilia, y categóricamente fue superior a todos mis sueños vívidos anteriores.
    Este aspecto lo he podido notar al leer las descripciones de experiencias y lo experimentos en los que participaron duchos en EFC como Robert Monroe y la descrita como Señorita Z, que tuvieron con el renombrado Doctor Tart. Lo interesante de esto, es que empecé a darme cuenta de eso luego de haber experimentado yo mismo una situación similar, no al momento de haberlo leído cuando solo disponía de los recuerdos propios durante años de los sueños comunes y vívidos. Ninguno de esos sueños encajaban en las descripciones que dan los que han experimentado EFC o sueños lúcidos o viajes astrales.
    Cuando vuelvo a leer lo que han escrito y meditas sobre sus palabras descubro justamente esa limitación en la conciencia durante sus EFC, aspectos mediante los cuales los resultados de sus experimentos no fueron concluyentes en armonía a lo que ellos mismos creían eran para un investigador objetivo como Tart.
    Es como dices, la experiencia te ayuda a entender y clarificar, por eso participo en este foro con quienes han tenido experiencias similares o quizás superiores a las mías con la intención de poder percibir sus vivencias y conceptos para poder relacionarlos y de esa manera acrecentar el conocimiento sobre este fascinante tema.

    Vamos a efectos prácticos a simplificar los entornos de exteriorizacion o experiencia extracorporal, en los tres que detalla Fran K. ok, entonces tenemos foco 1: entornos físicos, foco 2: viaje hacia adentro y esto puede tornarse denso y complejo hasta cierto punto y finalmente foco3: estadio postmorten o zona de transición ok, ahora tal cual lo describes y de acuerdo a mis propias experiencias tu estabas en foco 2, me ha pasado en repetidas ocasiones el tratar de verificar entornos físicos pero o sorpresa no es que las cosas cambien de posición o se produzca una superposición analítica de mi mente o sea el resultado de una suerte de visión esférica de 360 grados, lo que pasa, es que simplemente no me hallo en un ambiente físico en algunas salidas, por ello mi incapacidad para procesar información que es totalmente ajena a mis marco de experiencia que es la realidad física , se traduce en visión borrosa que de hecho es mas una distorsión espacial y temporal, así como entornos que deben colapsar bajo un esquema conceptual identificable, es decir cuando lidiamos con algo totalmente nuevo pese a que la conciencia contiene todos los paquetes posibles de información cuando volvemos de la experiencia es que comprimimos el tiempo y es el cerebro físico el que hace la interpretación, tu al igual que yo en un principio argumentamos y hasta juramos que todo ello lo "vimos en tiempo real" que todo nos "aconteció mientras duro la experiencia"
    sin embargo de acuerdo a mi investigación en estos 7 años y a nivel practico 3, pues simplemente fuimos a foco 2 hacia adentro, hacia lo que Muldon, Fox o Carringthon llamarían el "ASTRAL" que al final es una exploración de una zona poco cartografiada y entendida desde adentro mismo.

    e verificado en repetidas ocasiones entornos fisicos con una precision que descolla con la nitidez, en tanto que en foco 2 me sigo perdiendo salvo por el hecho de saber que he llegado allí aunque soy honesto sin saber aun como, en foco 3 jamas e estado pero espero llegar ahi.

    saludos y cualquier cosa podes escribir, dirijo un proyecto de investigación en foco 1, básicamente protocolos de verificación y extensión de habilidades exomaticas.

    Evhen

    Mensajes : 6
    Fecha de inscripción : 10/07/2014

    un gusto el compartir

    Mensaje  Evhen el Sáb Ago 16, 2014 9:16 pm

    Hola tuto
    Estoy consciente que los "lugares" visitados en los sueños tienen distintas denominaciones. A lo que tu denominas foco 2 yo lo denomino "entorno virtual"
    Por lo que dices, al parecer sitúas al foco 2 como un nivel más alto.

    Pude hallar las pistas de audio en un sitio y estuve escuchando un audio de dos entrevistas a un tal Antonio Moraga hechas en España. Luego de escucharlo, me dejó una sensación rara, como si descubriera que mis experiencias no tienen nada que ver con los viajes astrales tal como el los explicaba. Hablaba de que el cuerpo astral con el tiempo muere, que tenemos 8 cuerpos, que hay 22 dimensiones, que ha estado 17 horas seguidas en el astral, que puedes estar mientras tu cuerpo aguante el hambre hasta 2 días, que se puede ir al pasado y al futuro, que los animales viajan por el astral (comprobado por el mismo con un gato negro de un vecino) que se puede ir a cualquier parte que uno desee conocer sea en la tierra o el universo, que se puede hablar con sabios consejeros en el astral, que se puede conocer la vida de Jesús, de Buda o de cualquier otro personaje importante, descubriendo cómo se han tergiversado sus biografías, y que la experiencia, una vez que la tienes, te das cuenta que no fue ni un sueño vívido ni lúcido, fue una EFC real, pudiendo ver desde el astral el físico, no de la misma manera, pero si organizado tal como se halla en la realidad. Es una experiencia imposible de olvidar por más años que pasen, es maravillosa, te das cuenta que existes realmente en otra dimensión, y una vez desdoblado puedes decidir adónde quieres ir, sin limitaciones. Si hay dos sillas, un camastro, un velador y una computadora en tu cuarto, verás todas esas cosas tal cual dónde están y como son, pero con la diferencia en los colores y en ciertas emanaciones que de esos cuerpos salen. En la segunda entrevista trajo un audio donde mostraba el tipo de sonido que suele escucharse al momento del desdoblamiento, y realmente al escucharlo te da algo de miedo al imaginar que eso estuvieras escuchando durante el proceso. Por ello, deduzco y concluyo que mis experiencias solo fueron EFC Virtuales, una manera distinta de experimentar este fenómeno.
    No obstante, como ya dije, en esa mi primer experiencia tuve un mensaje desde esa región, que luego pude corroborar durante la vigilia, ampliando de cierta manera un conocimiento que antes no tenía.

    Me llama la atención sobre tu experiencia, en la cual dices haber visto desde el astral el mundo físico
    con una precision que descolla con la nitidez
    , lo cual, si no entendí mal, denominas foco 1. En mi caso, sería lo que estoy buscando, lo que tu llamas foco 1.
    ¿Lo consideras de un nivel de conciencia mayor, una especie de sensación inolvidable, y por ende, superior a foco 2?
    ¿Tienes alguna de tus experiencias escritas para conocerlas?
    Me interesaría conocer tu proyecto

    Saludos

    tuto

    Mensajes : 16
    Fecha de inscripción : 23/07/2013

    AMIGO EVHEN

    Mensaje  tuto el Dom Ago 17, 2014 1:13 pm

    Amigo por favor escríbeme al mail es proyeccionastral33@gmail.com, respecto a inquietudes y demás, así mismo si tienes skype por favor agregame, mi id es proyeccionastral33

    un saludo

    pd: de pasada te explico al detalle de que va el proyecto de investigacion

    Contenido patrocinado

    Re: mi primera salida conciente al astral

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun Jul 16, 2018 3:49 am